Vía solo hay una: la que aprobó el Parlamento

Cada viernes, auspiciado por Escriturama, publico en el proyecto Letra de Imprenta que, en pocas palabras, consiste en escribir un relato basándome en el titular de una noticia. Os animo a leer este y el resto de textos que aparecen en el blog que acoge este proyecto y el de Corazón de Sapo. Os dejo con el relato, inspirado en la frase: “Vía solo hay una: la que aprobó el Parlamento”

sardonicus

Tú que te haces llamar ciudadano decente, preocupado por los muertos que cada mañana saludan al sol en algún descampado, que pides mano dura para acabar con el narco y la inseguridad y que te llenas la boca con el “vía solo hay una: la que aprobó el Parlamento”.

Te escandalizas de que con 18 años haya perdido la cuenta del número de personas que he matado y no te privas de decir en tus tertulias que somos viles terroristas, pero ni te paras a pensar en el sueldo miserable que das a quienes empleas, sin prestaciones ni contrato; del trato que dispenas a quienes te atienden a diario: meseros, aparcacoches, boleros, dependientes, vendedores ambulantes…

Tu prepotencia de precede. Nadie te tose ni te cuestiona a ti o a tu terrorismo económico. Ahora que estamos frente a frente, tú bañado en sudor con tu cartera en la mano y yo  con mi fierro, para el que vía solo hay una, la que marca el cañón, ¿a quién le hacemos caso, a tu parlamento o a los gritos ahogados del pueblo?

Imagen en Creative Commons: Flickr/Sardonicus!

Anuncios

2 comentarios on “Vía solo hay una: la que aprobó el Parlamento”

  1. […] Vía solo hay una: la que aprobó el Parlamento | Diego Sañudo […]

  2. Poderoso texto, Diego. En la literatura mucho se ha escrito, utilizando personajes condenados socialmente, donde el escritor trata de enfocar de tal manera sus pensamientos, que al menos durante la vigencia del texto, el lector sienta empatía y hasta agrado por lo que representa. Por dar un simple ejemplo, yo he pasado muy gratas horas al lado de Humbert Humbert, de “Lolita” y, después de cierto punto, he llegado a querer que triunfe en sus acciones. Pero la diferencia entre “Lolita” y tu texto, o entre tu texto y cualquier otro donde se intente esta proeza, es que por lo general, los otros suelen ser textos largo, en ocasiones muuuy largos, y de esa forma hay tiempo suficiente para que cada cual vaya lanzando sus proyecciones y termine pasándose al bando del villano. Pero tu texto tiene poco más de una docena de líneas y e igual logra su cometido. Al menos yo me he sentido empático al personaje, y eso es algo que me encanta.

    Muy bien desarrollado el texto, tanto como discurso como cuento. Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s