Negociaciones infructuosas

Micifuz cerró el chat enojado. Odiaba negociar la venta de armas con los humanos. Nunca le tomaban en serio cuando pedía su pago en atún.

Anuncios

Fase 1

-¿Otra vez está el gato sobre mi computadora?- grito el presidente.

Saltó del teclado y huyó a la sala. El troyano ya estaba instalado.

 


Cuestión de preferencias

La dominación mundial de los humanos les parecía muy trabajoso. La mayoría de los gatos optaban por limitarse a domesticar al suyo.


Intento #1 Silo misilístico

8431033708_899ff801c4_h

-¿Casi volamos Rusia por un gato?

– Señor, me despisté… apretó el botón  – titubeó el soldado.

“Echar más somnífero en el café” anotó el gato.

 

Imagen en creativecommons: flickr/JaumeEscofet


Misión: dominar el mundo

Con este microrrelato inicio una serie de historias que se publicarán los sábados  y los domingos dedicados a esos seres que viven entre nosotros y están obsesionados con dominar el mundo: los gatos.

193534168_8789c28498_z

La Asociación de Gatos para Dominar el Mundo acordó pasar a la acción antes de que acabara con ellos su principal enemigo: las bolas de pelo.

 

Imagen en creative commons: flickr/Dani